lunes, 23 de marzo de 2009

24 de Marzo



Un 24 de Marzo dio origen a más de trinta años de sometimiento y dominación. ¿Cuántos más hasta la Liberación Nacional? ¿Cuántos más hasta la toma de conciencia del Pueblo?
Por los crímenes cometidos por la dictadura militar se ha escrito con detalle, se ha enjuiciado y hasta condenado a una parte de los culpables, la mayoría de ellos miembros de las fuerzas armadas y de seguridad. Algunas de estas causas de gran trascendencia por lo conocidos que fueran los delincuentes.
Desde hacía años la asociación entre las minorías nativas reaccionarias y los grandes monopolios internacionales, expresados en los grupos económicos de la oligarquía, había detectado el origen de los problemas que le impedían consolidar el poder en nuestro país. Estos grupos se convencieron de que era el momento del “ahora o nunca” y se lanzaron a la trágica aventura.
Una vez recuperada la democracia, un presidente democrático(?) pretendió instaurar la “teoría de los dos demonios”, buscando cínicamente equiparar a estos criminales con los luchadores del Campo Nacional y Popular
Hay otro aspecto de la dictadura que los argentinos debemos conocer en detalle: su plan económico. Este flanco no militar de ataque a la Nación fue soslayado sistemáticamente durante los 25 años de democracia; ese plan trabajó sobre:

1.-DEUDA EXTERNA
La deuda externa argentina comenzó en 1824 con el empréstito Baring Brothers, siendo MINISTRO de Hacienda de Bs. As. B. Rivadavia, afianzando las bases del dominio británico. Desde entonces la deuda y la dependencia han crecido invariablemente, con excepción de los períodos de gobierno de J. M. de Rosas, H. Yrigoyen, J. D. Perón y A. Illia, durante los cuales el monto se redujo (no es casual que hayan sido derrocados por la oligarquía). En marzo de 1976 la deuda era de 7815 millones de dólares, la dictadura la incrementó a 45.087, con el dato adicional de que dentro de ese valor está la deuda privada de los grupos económicos que ha sido estatizada, pasando a ser de 191.000 millones al 24 de mayo de 2003, este incremento se produjo con la complicidad de los sucesivos gobiernos de la democracia. El fallo del Juez Jorge Ballestero en la causa iniciada por Alejandro Olmos en 1982 declara la deuda externa como fraudulenta e ilegítima. En uno de sus párrafos señala: “la deuda externa ha sido groseramente incrementada a partir del año 1976 mediante la instrumentación de una política económica vulgar y agraviante que puso de rodillas al país a través de los distintos métodos utilizados”. Al momento de la sentencia los cargos penales contra los responsables de estos delitos habían prescripto, por lo que el Dr. Ballestero envió la causa al Congreso de la Nación, que es, según la Constitución Nacional, el órgano que debe tratar los temas referidos a la deuda externa. En 2004 el Compañero ex Presidente Néstor Kirchner redujo la misma a 148.000 millones. Un largo camino hacia la Liberación Nacional nos espera.

2.-ELIMINAR LA PRODUCCIÓN INDUSTRIAL DE CAPITAL NACIONAL
El objetivo era erradicar a los sectores productivos que alcanzaron sus mayores niveles de desarrollo con el yrigoyenismo y el peronismo. La producción del empresariado nacional estaba estrechamente ligada al mercado interno.
La apertura indiscriminada de las importaciones por la reducción o eliminación de las tarifas aduaneras y por la sobrevaluación del peso generó perversamente una competencia que devoró a la mayor parte de la industria nacional.
Las políticas cambiaria, financiera y monetaria del Banco Central (dictadas por el FMI) fueron las armas empleadas. Tipo de cambio que favorece la importación, al abaratar los productos extranjeros (plata dulce), las tasas de interés elevadas aumentan los costos financieros corrientes y la nula emisión monetaria que deja “seca” a la economía, hicieron su funesto trabajo sobre la economía real. Dijo Silvio Gessell (economista argentino de principios del siglo XX) “el dinero es a la economía como la sangre es al cuerpo humano”. Para el General Perón “la moneda es un servicio público que crece o decrece, se valoriza o desvaloriza en razón directa de la riqueza que produce el trabajo de la nación. Tomando plena posesión de la moneda se la convierte en un simple servicio público.”

3.-PONER EN MARCHA UNA NUEVA ESTRUCTURA DE PRODUCCIÓN
Luego del masivo exterminio de la pequeña y mediana industria, devaluaron el peso para permitir a grupos extranjeros comprar las industrias nacionales que a duras penas subsistieron. Este plan continuó con la privatización de las Empresas del Estado (la mayoría en manos de grupos extranjeros o sus aliados autóctonos). Se contrajeron deudas innecesarias con los organismos internacionales de crédito, ofreciendo como garantía el patrimonio de las Empresas Públicas; cosa que les permitió bajar el precio al momento de privatizarlas. El destino de esos fondos es desconocido. Una vez en manos extranjeras el sistema productivo concentrado y extranjerizado orientó sus respectivas producciones a las necesidades de la nueva estratagema de dominación; la globalización. Producir para exportar. No es para ellos atractivo el mercado interno ni sus necesidades. Las ganancias en el mercado interno las obtienen por aumento de precios y no por cantidad producida, debido a que en la mayoría de lo casos se han constituido monopolios. Giran importantísimas remesas de dinero en concepto de dividendos y regalías que extraen del ingreso del Pueblo argentino.
El achicamiento del Estado hizo que éste abandone las funciones de control y direccionamiento de las fuerzas de la economía, dejando al Pueblo a merced de la voracidad del capitalismo salvaje, mimetizado en el nuevo sistema de colonialismo: la globalización. El plan económico no finalizó con la dictadura, por el contrario, se continuó con la vuelta a la democracia y se profundizó en la década de los `90. El Gobierno Popular iniciado por el Compañero Néstor Kirchner el 25 de mayo de 2004 recuperó para el Patrimonio Nacional la Empresa de Correo Oficial, el agua AySA, Aerolíneas Argentinas, algunos ramales ferroviarios, la totalidad del sistema previsional, astilleros, en el Congreso el proyecto para reestatizar la Fábrica Militar de Aviones, etc.

LOS EFECTOS CONTINÚAN
Con la entrega a intereses extranjeros de nuestros recursos energéticos y minerales se pierde dinero y soberanía. Sin controlar soberanamente los minerales y especialmente la energía se torna imposible un desarrollo industrial serio, para encarar el camino hacia la Liberación Nacional.
El esquema productivo actual muestra una desmesurada concentración de la producción en manos de unos pocos grupos económicos extranjeros. Como dato señalamos que el 80% de los productos de consumo masivo son fabricados por escasas 200 empresas. Uno de estos casos es el grupo Unilever con más de 20 marcas en varios rubros y con varias en cada uno. (mayonesas Hellman´s - Ri-K, shampúes Sedal – Suave, etc.). esta concentración oligopólica permite a las empresas acordar precios entre sí en lugar de competir, del mismo modo que presionan a los gobiernos con respecto a los salarios de los trabajadores.

Es estos tiempos en que se está cambiando el modelo, el Pueblo debe conocer la verdadera historia, debatir las ideas para esclarecer la opinión y difundir esa verdad para formar una conciencia popular que permita al Pueblo argentino afrontar el desafío del cambio hacia la Liberación Nacional. Por la brevedad a la que nos obliga un volante invitamos a los Compañeros a escribir a nuestro e-mail para ampliar estos temas e intercambiar opiniones y poder construir una fuerza popular capaz de cambiar el destino de la Patria






ALMIRANTE BROWN

martes, 3 de marzo de 2009

Pa que disfruten los Cumpas !!!

Incluímos imágenes de diversos animales, queribles todos, aunque los animales a que hace referencia (no los que muestra) esta producción cinematográfica sean sin lugar a dudas despreciables; musicalizada por un grande: Feliciano Brunelli. Grande no seguramente por su música sino por sus pelotas al publicar este tema musical en el año 1955.

video